A la nube de Valencia
Este año el Oceanográfic ha sido el escenario maravilloso para el encuentro con 250 profesores de la zona, con los que fue un enorme placer sumergirnos en las posibilidades didácticas cargadas de innovación que plantea ‘Alicia a través de la nube’. Y es que era lo más ‘lógico’ si recordamos alguna de las conversaciones de la protagonista que ha inspirado las Jornadas este año:
«—Pues sí —continuó la Tortuga—, íbamos a la escuela en el mar, aunque usted no se lo crea, señorita.
—¡Pero si yo no he dicho nada! —protestó Alicia.
—¡No, pero lo estaba pensando! —dijo la Falsa Tortuga […]— Es verdad que recibíamos una educación esmeradísima… ¡Con decirte que íbamos a la escuela a diario!»
Así de singulares nos sentíamos “aprendiendo” ahí y en sábado. Todo es especial cuando incluso se tiene a los delfines interesados en asomarse al taller de
Primaria por proyectos.
Escuchar a José Antonio Fernández Bravo rodeado de peces, casi convertido en uno de ellos, subrayó aún más, si es posible, el alcance de sus desafíos. Y qué fácil resultó interiorizar las claves del ritmo, del canto, la danza y la lectura que nos propuso Aitor Zenarrutzabeitia con ese imponente telón de fondo.
«—Supongo que has vivido poco tiempo bajo el mar…
—¡No he vivido nunca! —dijo Alicia.
—… y que nunca has conocido a una langosta. [...] ¡Entonces no tienes ni idea de lo divertida que es la contradanza de las langostas!»
Pues en Valencia nosotros sí que la tuvimos. Cerramos el día ¡con un gran baile dentro del mar! 
La reina Alicia en Carmona

Sí, porque en este alcázar con atmósfera de leyenda, todos nos hemos sentido un poco protagonistas de una historia de cuento. ¡Qué recinto tan espectacular para la Jornada de Sevilla! En este entorno, fue fácil estar en cualquiera de los talleres que presentaron aproximaciones diferentes al aprendizaje del siglo XXI y que despertaron una nube importante de expectativas y posibilidades para el aula. Y la conferencia de José Antonio Fernández Bravo nos recordó cosas muy serias pero de una forma tan entretenida que nos evocaron escenas relatadas en la maravillosa Alicia: «Probemos de nuevo con las restas… Si le quitas un hueso a un perro, ¿qué te queda?¨

«—No quedaría nada —contestó Alicia, después de pensárselo—. El hueso no queda, porque me lo llevo yo; el perro no queda, porque se iría tras de mí […]
—¡Esta niña no sabe ni una palabra de cuentas! —declararon, al unísono, las dos reinas.
—¿Y sabe usted algo? ¿Puede usted sumar? —dijo de repente Alicia, que ya empezaba a hartarse de tanta crítica, encarándose con la Reina blanca… ». Con una lógica parecida, José Antonio nos convenció de que no se debe cambiar la forma de enseñar hasta no entender cómo se aprende. También reflexionó sobre las frases que en nada ayudan a avanzar: siempre se ha hecho así y todo está inventado. Y aceptamos el reto.


Ya a la tarde, Alicia subió a su nube y ante las magníficas vistas a la vega de Carmona, y el entusiasmo sentido, prometió volver. ¡Esperamos contar contigo!




Vídeos Jornadas Educativas Edelvives
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Logo jornadas educativas edelvives
PRESENTACIÓN
Si Alicia viviera en nuestro tiempo estaría en las nubes. Habría llegado allí después de seguir cuidadosos protocolos y crear las más disparatadas contraseñas. Navegaría, sin duda, por fantásticas realidades que otros, décadas atrás, apenas soñaron.

El mundo fantástico de Alicia es el presente educativo que habitamos. En él podemos estar sin estar, leer sin libros, aprender sin aulas, viajar sin movernos, comunicar sin conocernos. Porque las contradicciones son solo aparentes. Debajo de ellas hay una interesante lógica que combina el entusiasmo, la tecnología y la motivación por el conocimiento para crear una poderosa red que, en el campo educativo, actúa como sostén de pedagogías activas y de procedimientos didácticos innovadores. Las nubes se llenan de navegantes, docentes, exploradores, alumnos, constructores...

En estas jornadas te proponemos recorrer diferentes accesos al aprendizaje en el siglo XXI; conectar de forma inmediata el currículo con experiencias enriquecedoras, el saber con nuevas preguntas y el aula con el mundo. Estaremos juntos para acercarte la lejanía y para fortalecer la comunicación como estrategia educativa imprescindible.

Sube a la nube para estar en la tierra. Te podemos dar las coordenadas para ir más allá de los sueños.


¡Atención!